El verano es tiempo de vacaciones y de viajar durante una o dos semanas a lugares de sol. Esta época es sinónimo de prendas cortas que dejan partes del cuerpo a la vista, por lo que es un momento perfecto para lucir unas piernas bonitas y para emplearnos nuestro kit de depilación. Todo debe estar perfecto para poder lucir los bañadores y biquinis esta temporada.

 Diferentes métodos de depilación desde la raíz

 

  • Depilación con cera caliente 

    Se funde al baño maría y sus componentes son una mezcla de cera virgen de abejas, resinas y diferentes sustancias emolientes. Es una cera muy eficaz, aunque requiere cierta habilidad para su empleo. Se aplica sobre la piel con una espátula, y se retira de la piel cuando se enfría, tirando en sentido opuesto al vello. Su duración es prolongada, unas 4 semanas, y el vello se va debilitando con el tiempo y las sucesivas aplicaciones.

    Este método está contraindicado para personas con problemas de circulación, varices o con la piel sensible al calor.

 

  • Depilación con cera tibia  

    Es un método que nos permite ir disminuyendo poco a poco el grosor del vello corporal, dejando una piel lisa y limpia. Se emplea del mismo modo que la cera caliente pero con un roll on a una temperatura tibia y sus componentes son diferentes, con sustancias como la miel o la manzanilla para tratar la piel lo más suave posible, se aplica a una temperatura más baja que la caliente. Una vez aplicada en la piel, se elimina con ayuda de tiras de algodón. El resto se quita de manera fácil con agua o bien aceite. Su duración es larga, sobre un mes y se aconseja a personas con sensibilidad al calor, pero no a las que padecen de varices.

 

  • Depilación con cera fría  

    Son de uso inmediato. Se calientan frotando un poco con las palmas de las manos. Se adhieren a la piel para después estirar en sentido opuesto al vello. Existe algún tipo exclusivo para el vello de la cara con substancias como la manzanilla. Es una cera fácil de usar y las bandas pueden eliminarse tras pocos segundos. Consta de un método menos doloroso que la depilación con cera caliente y no provoca peligro de quemar la piel. Una característica útil es que las bandas se pueden recortar para amoldarse a un área concreta del cuerpo y la misma tira se puede volver a usar múltiples veces hasta el momento en que pierda su capacidad de adherirse a la piel.

 

  • Depilación con maquinillas eléctricas 

    Máquinas que extraen el pelo desde la raíz, mediante unos discos rotatorios que atrapan el vello con su cabezal compuesto de diferentes pinzas pequeñas.

     

    Son prácticas, limpias y se amoldan perfectamente a las zonas extensas del cuerpo ya que dispone de diferentes tamaños de discos rotatorios para aplicar a las variables zonas del cuerpo.

     

 Ventajas de la depilación desde la raíz

  • La depilación es mucho más duradera que otro tipo de depilaciones como las cremas o las cuchillas.
  • El vello poco a poco se va debilitanado y va creciendo lentamente y de manera más fina.
  • La zona que hayas depilado, dependiendo del vello y de la piel de cada persona, puede estar libre de pelo durante unas 4 o 5 semanas.
  • Con éstos métodos de depilación, te puedes depilar cualquier zona del cuerpo, desde las más frecuentes como las piernas, axilas, labio superior, brazos o ingles, pasando por el pecho, espalda o cejas.

 

Métodos de depilación rápida

  • Depilación con cremas depilatorias 

    Se trata de una de las maneras más indoloras, cómoda y rápìda para eliminar el vello corporal. El inconveniente de este método de depilación es que cortan el vello, no lo eliminan de raíz, por este motivo este sistema no es duradero, haciendo que el vello aparezca con más fuerza que la vez anterior.

    Se usa el término genérico de cremas, pero en el mercado podemos encontarlas en forma de espumas o bien geles. Se aplican sobre la zona a depilar con la ayuda de una espátula y se eliminan con agua una vez pasado el tiempo indicado. 

 

  • Depilación mediante el afeitado 

    Es la forma más tradicional y clásica de depilación y probablemente sea uno de los tipos de depilación más utilizado. Es un método rápido y cómodo que se puede realizar en cualquier momento y lugar.

    Al depilarse con cuchilla el vello aparecerá más rápidamente y de una manera más fuerte que la anterior al no ser eliminado de raíz, por lo que va a habrá que recurrir más frecuentemente a la depilación.

    Si escogemos este método de depilación, debemos tener en cuenta, hidratar bien la piel antes de afeitarla, no afeitarla en seco y evitar productos que contengan alcohol después la depilación.

 

  • Decoloración 

    Este método es una opción alternativa a la depilación en zonas visibles. Se usa para aclarar la vellosidad del pelo exageradamente oscuro en un tono rubio pálido, invisible y suave a fin de que combine con la tonalidad de tu piel.

     

    Es una forma fácil de aplicar y te permite disimular el vello de brazos, piernas, patillas y todas aquellas zonas del cuerpo donde tengas vello indeseado.

     

    Ideal para zonas como el labio superior, las mejillas, el mentón o los brazos en las que haya un vello corto que solo necesite descolorarlo.