Gracias a estos tipos de hombres, los fabricantes están desarrollando cosméticos específicos que realmente cubren las necesidades del hombre con ceras, pomadas y productos específicos para el estilo de peinado y cabello que cada uno requiere. Existen líneas completas de productos para dar cuidado y estilo a la barba y bigote, protegiendo desde el lavado hasta la nutrición.

No podemos olvidarnos del afeitado, ya que cada vez son más los hombres que regresan al afeitado clásico con brocha y jabón utilizando maquinillas y navajas de afeitar tradicionales.

Al igual que ha pasado en las peluquerías y salones de belleza o establecimientos exclusivos para cuidados de la mujer, en el sector masculino, en la actualidad pasará del mismo modo.

Tendencias estéticas masculinas

En la actualidad, los hombres se han convertido en los protagonistas de las tendencias mas virales.Una de las tendencias más modernas se basa en la ideología hípster, la cual se caracteriza por oponerse a todo lo que esté relacionado con las etiquetas y el consumismo. Este estilo se suele definir como vintage, con mucha personalidad ya que para ellos, vestirse es una expresión de identidad les hace sentirse modernos y únicos. En esta tendencia, son ellos mismos los que crean y adaptan su estilo. A un hombre hípster no le puede faltar bello en la cara pera así ser distinto a los demás. 

El varón pretende posicionarse en lo más estético y ser parte de la nueva tendencia basada en teñirse el cabello y la barba de variados colores. Esta nueva moda llamada “merman” únicamente podrán disfrutarla los más atrevidos.

Cortes de pelo de ideología hipster

Pelo corto: Compuesto por marcar los laterales rapados, pero la parte de arriba del cabello sea largo o con tupé.

Pelo largo: Se puede llevar suelto o recogido.

Barba hípster: La barba o bigote es un elemento clave que no puedo faltar. Lo más importante es saber recortar la barba.

 

 

Lucir una barba hipster perfecta

Champú especial: Lo ideal sería un champú neutro.

Aceites naturales: Diseñadas para dar brillo, calmar, hidratar y ablandar las barbas más rebeldes.

Recortar la barba siempre que sea preciso. Lo ideal es utilizar unas tijeras especiales, de barbería profesional, con puntas redondeadas.