¿Qué es una peluquería?

Se trata de un local en el que con tus empleados, o socios, ofreces servicios de estética que se centran en el cuidado del cabello, aunque se pueden ampliar con otros servicios de estética, propios de un gabinete de estética, cuando  ofreces gran cantidad de servicios de estética suele convertirse en un denominado “salón de Belleza”.

¿Qué necesidades cubre una peluquería?

Una peluquería cubre las necesidades obvias de estética como son:

  • Corte de pelo
  • Color
  • Cuidado del cabello

Sin embargo hay otras necesidades más profundas que debemos analizar y tener en cuenta pues es de suma importancia en este negocio, son las relacionadas con la imagen, la autoestima y la belleza. El acudir a la peluquería puede ser con una intención de mantenimiento, pero en la mayoría de los casos la clientela busca un cambio de imagen, una atención personalizada y las recomendaciones de un estilista, para mejorar su aspecto y la manera de verse a sí mismas. La peluquería cubre un sentimiento de autorealización y quienes acuden a ella, deben salir entusiasmados y con una sonrisa, para obtener su vuelta a nuestro local y su recomendación a otras personas.

¿Cuál es el objetivo de una peluquería para obtener éxito?

El objetivo de una peluquería no es simplemente dar color, cortar el cabello, o mejor su aspecto. Esos son algunos de los medios que se utilizan para conseguir el verdadero objetivo, que el cliente salga de la peluquería lleno de energía, alegría y que se vea mejor, para ello también se requiere de un gran servicio como estilista y una labro de relaciones públicas, una sonrisa y escuchar al cliente, más de lo que debe hablar el estilista.

Claves para conseguir una peluquería de éxito

A continuación te damos 6 tips para ayudarte a conseguir el éxito de tu peluquería, algunos de ellos pueden parecer obvios, pero no por ello dejan de ser importantes, y requieren nuestro repaso.

  • En primer lugar necesitas ser un buen estilista, o como mínimo tener contratado a uno, aunque sin duda si tus manos cogen fama por tu habilidad, también tu local y la aumentarás contratando además a otros buenos estilistas, tan buenos o más que tú, pero tu técnica debe ser también buena, así como la selección de tu personal, así tus clientes confiarán en tu criterio tanto en estética como en la selección de tu equipo, valora delante de tus clientes el buen trabajo de tu equipo en aquello en lo que sean bueno cada uno, así tus clientes lo oirán, y lo valorarán. De esta forma además conseguirás un equipo que se sienta valorado y con ganas de trabajar e innovar.
  • Nuestro negocio tiene como objetivo crear una buena imagen de nuestros clientes, el primer paso para que estos depositen su confianza en nosotros, es tener una buena imagen tanto dentro como fuera de nuestra Peluquería y en todos los aspectos, en primer lugar en su fachada, logotipo y composición, en segundo lugar en su interior con un buen inmobiliario bonito, bien dispuesto, con orden y con una buena iluminación con la que se vean favorecidos tanto el local como nuestros clientes.
  • Siempre estamos felices, somos una fuente de positivismo, con una sonrisa y llenos de energía, apasionados todos los días por nuestro trabajo y nuestro negocio. No hablamos de crisis, ni de nuestras penas y mucho menos de problemas con nuestro equipo, nuestro equipo es lo mejor y lavamos los platos sucios en casa, los clientes tienen que estar agusto en nuestro local y no plantearse la profesionalidad del mismo por nuestros lamentos.
  • Debes ser capaz de dar una buena conversación sin mojarte nunca demasiado en opiniones, ni juicio de valor, porque lo mismo que estás deacuerdo con el cliente que hablas, puedes molestar al que escucha y está al lado, van a tu local a relajarse no a debatir, pero sí debes estar informado de lo que acontece a través de las noticias y ser medido en tus palabras, para poder dar una buena conversación, sin herir sensibilidades por muy obvio que te parezca el tema. También debes aprender a callar, si el cliente no tiene ganas de hablar, da tu servicio a su gusto, en silencio.
  • Compra tus productos con un precio óptimo, no debes comprar productos a precios desorbitados y luego cargar excesivamente el servicio por ese producto, aprende cómo comprar productos de calidad como los que te ofrecemos en Pelushop pero sin cargar el precio final y el cliente sienta que es demasiado.
  • Tus empleados, son tu equipo, pero no son los gestores de tu peluquería, crean el ambiente de tu peluquería y el buen servicio de la misma, pero son ramificaciones de la misma, no tu base troncal, deben de dar nombre a tu peluquería y no al revés tu peluquería a ellos, pues sino si se marchan muchos clientes irán detrás.