Aprovéchate del calor

No dejes de hacer tus planes favoritos este verano, símplemente, la próxima vez que estés en la playa o en la piscina, aplica una máscara acondicionadora profunda en las puntas del cabello y a continuación hazte un moño. El calor del sol ayudará a que el producto penetre en el tallo del cabello dejándolo suave e hidratado. Además, la mascarilla acondicionadora evitará que el cabello se dañe por el cloro o el agua salada.

Cúbrete el pelo

Siempre que sea posible, usa un sombrero, gorra o pañuelo para cubrirte el pelo cuando sepa que va a estar expuesto al sol por largos periodos de tiempo.

Ésto te protegerá de los rayos dañinos UV de sol y te ayudará a evitar la sequedad.

No laves demasiado el cabello

Sabemos que durate el calor del verano eso suena horrible, ya que después de un largo día disfrutando de la piscina o bronceándote bajo el sol, lo primero que quieres hacer es ducharte.

Lo malo es que un lavado excesivo en verano puede provocar:

  • Dejar el pelo seco y frágil.
  • Eliminar del cuero cabelludo sus aceites naturales, lo que causará una producción adicional de grasa.

Suelta el fuego

Deja de utilizar tu plancha  o rizadora tratando de darle un descanso de calor a tu pelo. Estas herramientas son siempre dañinas para el cabello, pero lo son especialmente durante el verano, cuando el cabello ya recibe calor del sol todos los días. Es importante dejar que se seque naturalmente y añadir un poco de aceite de argán o de coco.

Del mismo modo que las planchas y secadoras, trate de no haacerle a su cabello peinados muy apretados, ya que el tirón y el desgarro causarán daño. Los estilos bonitos y sueltos son los mejores durate el verano ya que aportan aspecto natural.

Hidrátate más

No solo es indispensable para el cuerpo, sino que también hace maravillas con el cabello. Recuerde que el agua siempre hidrata su pelo. 

 

Disfuta de los mejores remojos del verano con un cabello perfecto y saludable!!!